Quiero cobrar de mi plan

 

Si usted tiene un plan de pensiones y a consecuencia de la crisis sanitaria ha tenido que cesar en su actividad empresarial o ha sido objeto de un ERTE, sepa que ahora puede recuperar parte de dicho plan...
 

Disposición anticipada del plan

 

Supuestos. Las personas que vean reducidos sus ingresos por la situación causada por el COVID-19 pueden, de forma excepcional, disponer de parte del dinero depositado en planes de pensiones.  En concreto, pueden hacerlo:

  • Los desempleados a consecuencia de un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE).
  • Los empresarios titulares de establecimientos cuya apertura al público se haya suspendido.
  • Los autónomos que se hayan visto obligados a cesar en su actividad.

Condiciones del cobro. La solicitud del cobro del plan de pensiones puede hacerse hasta el 14 de septiembre de 2020 (plazo que podría ser ampliado), y el importe máximo que puede retirarse es el siguiente:

  • En caso de trabajadores incluidos en un ERTE, la cuantía de los salarios que dejen de percibir mientras se mantenga la vigencia de dicho expediente.
  • En caso de empresarios de establecimientos comerciales, los ingresos netos estimados que dejen de percibir mientras se mantenga la suspensión de apertura al público.
  • En caso de autónomos, los ingresos netos estimados que dejen de percibir mientras se mantenga la situación de crisis sanitaria.

Tributación

 

IRPF. Pues bien, si dispone de su plan deberá declarar el importe que reciba en su IRPF como un mayor rendimiento del trabajo. Por tanto, cobre del plan si su tributación por las cantidades retiradas va a ser baja. Si tiene otras fuentes de renta que tributan en la base general y sus ingresos anuales van a ser elevados, no le conviene cobrar del plan.

 

Pérdida de valor. También debe tener en cuenta que si su plan de pensiones invierte en renta variable o mixta es muy posible que el valor de las participaciones haya disminuido, por lo que cobrar ahora del plan consolidará las pérdidas en que haya incurrido.  En ese caso, si necesita el dinero, tal vez le convenga más pedir un préstamo personal o, al menos, esperar a septiembre para disponer del plan, cuando es posible que la situación económica haya mejorado y el valor de sus participaciones sea más alto.

 

Planes anteriores a 2007

 

Reducción del 40%. Si a pesar de todo lo indicado opta por cobrar del plan, verifique si efectuó aportaciones antes del 1 de enero de 2007. Apunte.  En ese caso puede reducir su tributación:

  • Solicite al banco, por escrito, que las cantidades que se retiren correspondan a aportaciones anteriores a 2007 y cóbrelas íntegramente en 2020 en forma de capital.
  • Las prestaciones correspondientes a esas aportaciones disfrutan de una reducción del 40% en el IRPF. ¡Atención!  Eso sí: asegúrese de que puede retirar todas las aportaciones anteriores a 2007, ya que la reducción del 40% sólo se puede aplicar en un año.